La caries dental está directamente asociada a la dieta rica en azúcares. Por ejemplo, cuando se les suministra melaza espesa mezclada con harinas. La mezcla se impacta en una cavidad en el centro de la cara oclusal  de las piezas dentarias llamada infundíbulo. El infundíbulo es una trampa mecánica y allí se descomponen los azúcares formadores de caries dental.