Las maloclusiones en caballos no son estrictamente de origen genético como se piensa  en el mundo equino.

Muchos factores influyen e interactúan entre si para que ello ocurra. El origen de las maloclusiónes  es multicausal.

Oclusión normal es  la interdigitación  correcta de la dentadura de ambos maxilares, superior e inferior. Este evento sucede por el crecimiento en armonía del esqueleto, los cartílagos, las mucosas del maxilar superior y la mandíbula influenciados por los mecanismos relacionados con la masticación, respiración y la deglución.

Maloclusión se define de manera sencilla y resumida como falta de oclusión.

En los equinos, es  la incapacidad de  la dentadura  de los maxilares para ocluir adecuadamente; ya sea por falta de contacto, alineación defectuosa o ausencia de piezas dentarias que dificulta la trituración adecuada de los alimentos durante los movimientos  mandibulares o inhibe los movimientos normales del maxilar inferior.

Genéticos: Herencia. p.e. Línea paterna, línea materna mezcla ambas líneas, abuelo(s) con maloclusión, consanguinidad, prognatismo, retrognatismo, falta de formación de los huesos o de los dientes.

Congénitos: Falta de desarrollo de los huesos del maxilar (es) por diferentes causas como presión del cordón umbilical contra un  maxilar,  parálisis del cerebro.

Ambientales

Hábitat Intrauterino: Feto en mala posición, desnutrición, alteración del metabolismo, enfermedades, disfunción respiratoria, disfunción muscular,

Hábitat externo: Pesebrera, se le suministra al potro dieta blanda, pasto picado y/o heno.

El encierro no le  permite un correcto desarrollo de su sistema masticatorio ni del sistema músculo esquelético. El pastoreo es fundamental porque el potro para obtener el alimento tiene que usar sus dientes incisivos. Esa actividad diaria, repetitiva durante muchas horas al día requiere de fuerza y presión; sumada al ejercicio físico de correr, estimula la respiración y al entrar el aire  a los senos paranasales estimula el  crecimiento craneofacial.

Funcionales: Discrepancia en tamaño y número de piezas dentarias, grado de dureza de los dientes, pérdida prematura de dientes, retención prolongada de dientes deciduos, encierro.

Del desarrollo: Factores  de mal nutrición de la yegua afectan directamente la cría al nacer, puede haber falta de desarrollo del potro. El medio ambiente externo como el encierro influye en el desarrollo del potro.

Hoy  muchos potros nacen, crecen  y mueren en pesebrera. Este ambiente afecta directamente el desarrollo musculo esquelético del caballo.

Maloclusiones esqueléticas

Hace referencia al mal contacto de las piezas dentarias por falta y/o exceso de de crecimiento de los maxilares.

Las dos maloclusiones mas comunes en equinos  son  “Parrot mouth”  (boca de loro) o “picudo” y  “Monkey mouth”(boca de chimpancé ) o “belfo”.

En los caballos, el término “Picudo” se refiere a la situación clínica en donde los dientes incisivos del  maxilar superior se ven más sobresalientes que los de la mandíbula en sentido anteroposterior.  Llamados también  “boca pico de loro” o “parrot  mouth”.

“Belfo” hace referencia a la observación clínica en donde los dientes de la mandíbula se notan mas sobresalientes que los del maxilar superior en sentido anteroposterior.  Llamados también  “boca de chimpancé” o  “monkey mouth”.

En los caballos y en el hombre, las maloclusiones han existido, existen y existirán. Es el juego del azar en donde la genética juega un papel muy importante pero no es siempre determinante.

La maloclusión  puede ser esquelética, es decir discrepancia en el tamaño de los maxilares. Puede ser dentaria como los dientes apiñados  y/o una combinación de ambas.

Al examen clínico de la boca, podemos encontrar un caballo picudo o belfo. Pero no podemos determinar siempre si en cada uno de los casos, p. e. en el picudo, que el problema es porque el maxilar superior es mas largo que el inferior. Puede ser también que el maxilar superior sea normal y le faltó crecimiento a la mandíbula. Igualmente puede ocurrir en el caso del belfo en donde se observa  la mandíbula mas larga que el maxilar superior, es posible que el tamaño de la mandíbula es normal pero le falta crecimiento al maxilar superior.

La falta de desarrollo en el crecimiento de los maxilares puede estar en el segmento anterior  y/o posterior.

Corrección de potros “belfos” y “picudos” sin cirugía.

La corrección de potros belfos y picudos sin cirugía se hace mediante la técnica ortopedia maxilar de modificación del desarrollo y crecimiento de los maxilares en edades tempranas cuando los huesos aun están plásticos.

  • Favorece el correcto desarrollo de los maxilares.
  • Facilita el buen funcionamiento de actividades como alimentarse, deglutir.
  • Previene las secuelas de malformaciones como crecimiento exagerado de los tejidos blandos (labios, lengua.)
  • Inhibe el alargamiento anormal de las piezas dentarias y los tejidos de soporte.
  • Previene la formación de maloclusiones dentarias severas.
  • Mejora la calidad de vida de los caballos.